Metodología basada en actividades al aire libre o espacios abiertos, apoyado en el aprendizaje vivencial que permite una secuencia lógica dónde se extraen conclusiones que ayudan a mejorar el entorno personal y profesional, repercutiendo directamente en el clima laboral de las organizaciones. 

 

En estas actividades se trabaja la competitividad, el trabajo en equipo, la comunicación, liderazgo, la motivación y las creencias limitantes. Es decir, aspectos relevantes para la gestión del capital humano dentro de las organizaciones. 

 

A través de actividades diseñadas para cada organización, trabajamos las posibles problemáticas existentes en los equipos, detectamos necesidades que puedan tener y comportamientos que les estén limitando, ayudamos a que el equipo tome conciencia de todo ello y proponga sus propias soluciones, acciones para mejorar y llegar a la situación deseada.