Blurring: Vivir para trabajar y trabajar para trabajar

¿Hiperconectado al trabajo? ¿No sabes con exactitud cuál es tu horario laboral porque no hay quien te despegue de la oficina? ¿Atiendes el móvil de empresa cuando estás con la familia o con los amigos? ¿Accedes al correo de la empresa fuera de horario? 

Si la respuesta es sí a las anteriores  preguntas, padeces Blurring y no eres el único ni la única porque 1 de cada 3 españoles podría sufrirlo también. 

 

El “blurring”, cuya traducción al castellano podría ser “desenfocado” o “desdibujado”, se refiere a la barrera casi imperceptible que separa la vida laboral de la personal y familiar. 


Gran parte de culpa de ello la tiene la tecnología que, a pesar de, generar grandes beneficios también está provocando importantes niveles de estrés laboral.  Otra parte de responsabilidad la tienen la empresa por no fomentar ni favorecer medidas para conciliar la vida laboral, familiar y persona de sus empleados y empleadas y también es error nuestro por no permitirnos la necesaria desconexión cuando es tiempo para ello. 

Finalmente lo que acaba ocurriendo es que estamos conectados a nuestros  iPhone, smartphone, tablets... todo el día. «Con lo cual en tiempo de trabajo hacemos cosas personales y en el tiempo personal hacemos cosas de trabajo». 

 

Desde el pasado 1 de enero en Francia está terminantemente prohibido molestar a los empleados fuera de la jornada laboral. En otros lugares, por el contrario, las presiones por alcanzar objetivos y los miedos a perder el puesto de trabajo provocan jornadas interminables y con ellas un impresionante desgaste personal y familiar.

 

Nosotros te animamos a romper con esta perjudicial dinámica y te proponemos formarte para gestionar con eficacia tú tiempo, saber decir que no, delegar y respetar tus propias horas de descanso.