Cuando el problema es la calidad y no la cantidad. ¿Emprendes o te aventuras?

No falta formación, no en cuanto a cantidad pero si falta, y mucha, formación de calidad y esto es preocupante. Distintos informes señalan que el principal problema del emprendimiento en nuestro país es la falta de formación. No falta emprendedores, faltan emprendedores formados capaces de que su negocio no haga aguas en los primeros y dramáticos cinco años de vida.

 

Lo realidad indica que más del 40% de los emprendedores tienen estudios universitarios pero ¿es suficiente? O más que preguntarnos si es suficiente son esos estudios los necesarios o los adecuados para emprender un negocio.

 

Se está invirtiendo desde instituciones y distintos sectores privados en formar a los nuevos emprendedores y emprendedoras esto es una realidad pero cómo son formados, quién los forma, se les prepara verdaderamente para enfrentarse al día a día de emprender…Se impulsa el emprendimiento, los medios de comunicación también lo venden cómo forma de vida pero no basta con buena intención, ayudas económicas y felicitaciones, es vital un seguimiento y formación continuada y específica, una mentorización durante todo el proceso y una motivación externa e interna constante.

 

La clave, o lo que nosotros entendemos como la clave, está en diseñar bien una estrategia de formación específica, concreta, exclusiva para cada idea, para cada proyecto, para cada organización, para cada emprendedor o emprendedora.

 

Lo que está clarísimo es que la formación empresarial es una de las palancas para reducir las tasas de mortalidad de las empresas y generar empleo de calidad pero no vale cualquier formación, vale la que cubra las necesidades y se ajuste al perfil de la entidad, todo lo demás es perder el tiempo y tirar el dinero.

 

Para Evoluciona Consulting, no existen dos organizaciones iguales, por ello, personalizamos nuestros servicios adaptándolos a las necesidades que detecta o detectamos de cada entidad que nos pide ayuda. 

Imágenes utilizadas Freepik