Una mujer en un mundo de "hombres"

 

El día 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, aunque no es el único en el calendario para creer y luchar por la igualdad de derechos y oportunidades de todas las personas, sin discriminación alguna. Nadie debería levantarse ningún día del año con más privilegios que otro, por eso, hoy queremos utilizar nuestro blog como entidad responsable y coherente para alinearnos con la igualdad, la conciliación, la corresponsabilidad y la no discriminación, en especial, de las mujeres.

 Es vital saber qué es y no es ser feminista. Las mujeres no son mejores que nos hombres, los y las feministas no odiamos a los hombres, queremos que juntos y en igualdad creemos una sociedad justa sin techos de cristal que favorezca a unos en detrimento de otros.

Los techos de cristal no son bonitos techos que se instalan en las organizaciones para sus empleadas tengan unas hermosas vistas del cielo, sino que son limitaciones del ascenso laboral de las mujeres en el  interior de las empresas. Es decir, limitan sus carreras profesionales, son difícil de traspasar y les impiden seguir avanzando. Son invisibles porque no existen leyes o dispositivos sociales establecidos para luchar contra ellos.

La cuestión es que hoy no es un día para felicitarnos. Esto es triste. Esperamos que pronto llegue un 8 de marzo de fiesta, de celebración completa  por haber alcanzado la igualdad total y efectiva. Hoy es un día para visibilizar situaciones tan injustas como el acoso sexual laboral, la discriminación laboral, la descarada brecha salarial de nuestro país, el miedo de ciertos sectores de la sociedad a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, el injusto reparto de responsabilidad en el hogar, la cosificación de la mujer en los medios, la violencia machista en todas sus facetas…

Es un día para conmemorar también, para recordar la lucha de tantas mujeres como fueron:

  •   Concepción Arenal, una de las primeras mujeres en acceder a la Universidad cuando aún estaba prohibido.
  •   Emilia Pardo Bazán, defendió el derecho a la educación en igualdad de condiciones para hombres y mujeres.
  •   Carmen de Burgos de Segúi, fundó la cruzada de las mujeres Españolas que defendía el derecho al voto femenino.
  •   Clara Campoamor, defendió la concesión del sufragio femenino sin ningún tipo de limitaciones en la Constitución de la Segunda República.

Todas ellas lucharon en favor de la igualdad y debemos concienciarnos que ésta lucha aún no ha acabado porque está casi recién empezada. Y es un día para reflexionar, reflexionar para descubrir juntos caminos para acabar con esta desigualdad tan evidente en pleno siglo XXI.

Pero hoy es 8 de marzo y nos sumamos para protestar con total claridad y en voz alta contra las desigualdades de género, los techos de cristal y para reclamar más justicia social.

Imágenes utilizadas Freepik