Política de Conciliación como medida de motivación.

 El papel que juegan las políticas de conciliación laboral, familiar y personal, no deben de suponer un freno para las organizaciones, sino más bien un reto. Como fieles defensores de que el capital humano es el actual motor de cambio dentro de las organizaciones, se deben de tomar medidas para que se alcance una productividad del 100%, reducir el absentismo y retener el talento. 

 

Los principales beneficiarios de forma directa son los trabajadores y las empresas que ven como el rendimiento de sus empleados aumenta. 

Una organización con una buena política de conciliación laboral, familiar y personal, acaba provocando en los empleados de dicha organización, una importante motivación y un sentido de pertenencia. Esta motivación inspira a los empleados a generar acciones para lograr un resultado. A través de este mecanismo (motivo, acción y resultado) encontraremos el flujo necesario para alcanzar cualquier meta u objetivo definido previamente por la organización. Algunas de las medidas de conciliación que aplicamos en nuestra organización son: 

 

1) Ampliación del permiso de maternidad en dos semanas más sobre lo recogido en el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, del texto refundido del Estatuto de los Trabajadores. 

2) Ampliación del tiempo de lactancia. En una hora más sobre lo recogido en el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, del texto refundido del Estatuto de los Trabajadores. 

 

Estas medidas combinadas con la flexibilidad horaria y el teletrabajo permiten a nuestras empleadas/os trabajar desde cualquier punto y así poder atender sus obligaciones laborales, alcanzando una productividad del 100%, sin olvidar su otro papel como madre, lo cual le permite atender y ejercer su derecho a la maternidad o paternidad.

 

3) Mi primer día de colegio. Gracias a la flexibilidad laboral, el compromiso y la responsabilidad nos permite acompañar a nuestros hijos/as en su primer día de colegio.

4) Igualdad salarial para todos nuestros empleados. 

 

Estas son medidas complementarias para los trabajadores y acaban repercutiendo en la organización de forma positiva, creando un sentido de pertenencia y reteniendo el talento. 

Tenemos que tener en cuenta que todas las organizaciones no son iguales, por lo tanto las medidas de política de conciliación laboral, familiar y personal, no es café para todos, lo que quiere decir que se debe de estudiar cada organización, para detectar sus necesidades y ver la flexibilidad de la misma a la hora de aplicar tales medidas. 

La conciliación laboral supone una mejora general en todos los ámbitos y genera climas de trabajo favorables. Tanto a nivel empresarial como personal. Disponer de medidas que incentiven esta nueva gestión de personas en las organizaciones ayuda de forma positiva.

 

Contacta con nosotros si necesitas implantar un plan de conciliación laboral, familiar y personal.