Liderazgo basado en el Coeficiente Emocional

 

La palabra liderazgo define a una influencia que se ejerce sobre las personas y que permite incentivarlas para que trabajen en forma entusiasta por un objetivo común. Quien ejerce el liderazgo se conoce como líder.

¿Pero qué competencia debe desarrollar este líder para lograr un buen liderazgo dentro de la organización? 

 

La respuesta está en la Inteligencia emocional que contribuye tanto al éxito profesional como al personal, y a su vez se convierte en el ingrediente necesario para el liderazgo efectivo. Y como resultado de la suma de ambos, aparece el coeficiente emocional.

Este Coeficiente emocional (CE) ligado al liderazgo efectivo, así como al espíritu emprendedor, felicidad y satisfacción en las relaciones y como esto es proyectado hacia tu equipo de trabajo, ya que detrás de todo líder hay un equipo de trabajo, y sin él, no existiría tal líder. 

El CE (coeficiente Emocional) implica: 

  • Conocer tus emociones para sentirlas y expresarlas.

 Las llamadas emociones también forman parte de la vida. Evitarlas o ignorarlas merma nuestra capacidad para sentir y expresarlas. Si no nos comunicamos y no las gestionamos, no podremos ni escuchar ni gestionar las de nuestro equipo de trabajo. 

  • Trata a los demás como te gustarían que te tratasen.

Basado en el principio de: (ME + respeto / Te + respeto)

  • Ten confianza en tu valía y en tus capacidades.La confianza es un factor clave para la mayor parte de nuestros éxitos en nuestro entorno profesional y personal.
  • Gestiona los conflictos. 

Desarrolla las habilidades necesarias para poder responder de forma eficaz a aquellos conflictos que se presenten y asume responsabilidades compartidas con el resto del equipo.

Esto dará lugar a tener uno empleados motivados y comprometidos con los objetivos de la organización, que seguirán, apoyaran, creerán y ayudarán al Líder a lograr un éxito compartido.